La corrupción amenaza de nuevo a la Alcaldía de San Salvador, con la candidatura de Zamora de ARENA

collage 3 personajes (1)

En la Carta Económica se inició una línea temática sobre corrupción, dejando en evidencia que ex funcionarios y empresarios del parido ARENA defraudaron las arcas del Estado, durante los cuatro gobiernos areneros, por un monto mayor a los 37,000 millones de dólares, y cada vez sale más información.

 

El 7 de marzo de 2014  el periódico digital La Página publicó una noticia en la cual el fiscal Luis Martínez confirmaba la investigación contra Ana Vilma de Escobar por mal manejo del fideicomiso, por un monto de $38.5 millones, recordemos que también tiene demandas de mala administración de fondos cuando estuvo en el Seguro Social y habría que investigar más su manejo cuando fue Vicepresidente; por ejemplo, el tema del Puerto de la Unión, que en la Carta Económica estamos investigando en el marco de hacerle una auditoría a la deuda pública, priorizando proyectos con señales de corrupción como es el caso del puerto mencionado.

 

Escobar,  fue la presidenta del comité calificador del Fideicomiso Especial para la Creación de Empleos en Sectores Productivos Estratégicos (FECEPE), durante ese período habría beneficiado con ese fondo a empresarios allegados a ella y al partido ARENA, o sea, que como dice su  campaña Ana Vilma cuida de los intereses de los areneros desde hace muchos años, sólo que a costa de los intereses del pueblo.

 

Ahora resulta que también le ha cuidado los intereses a Edwin Zamora, actual candidato de ARENA a la alcaldía de San Salvador y pareciera que le ha garantizado que si sigue de diputada, se los seguirá cuidando, ahora desde la Asamblea Legislativa.

 

El 23 de febrero de 2015 sale a la luz en El Faro la corrupción de Ana Vilma de Escobar, quien benefició a la empresa Duraflex, de la cual era accionario  Edwin Zamora, quien recibió subsidios de parte del gobierno pero no cumplió con su compromiso  de crear empleos, esto sucedió parece ser con la gran mayoría de empresas que recibieron los casi 39 millones de dólares que administró el FECEPE, como ven los areneros se sirven con la cuchara grade.

 

¿Cómo entra Edwin Zamora en este reparto tan maravilloso de millones de dólares?, Duraflex formaba parte de una alianza estratégica con la empresa Confecciones La Libertad, la cual pactó en 2005 con el gobierno de Antonio Saca para mantener sus operaciones en El Salvador, crear 500 nuevos puestos de trabajo anualmente y mantener esas nuevas plazas durante 49 meses a cambio de recibir el subsidio, que se fue entregando anualmente durante los cuatro años siguientes. O sea, deberían haber generado 2,000 nuevos empleos.

 

Zamora se jacta de haber creado empleo, cuando en realidad no lo hizo, según lo señala una auditoría del Banco Central de Reserva[1].

“Confecciones La Libertad junto con Duraflex generó en el periodo 2005-2009 a lo sumo un promedio de 75 nuevos empleos anuales, cuando el compromiso era de 500”, dice la auditoría, que data de mayo de 2010. O sea, según esta auditoría Edwin Zamora que quiere administrar los más de 90 millones anuales que dispone la Alcaldía de San Salvador, para generar 300 empleos en cuatro años utilizó fondos del Estado, es decir, del pueblo salvadoreño, por más de 12 millones de dólares, quiere decir,  que cada empleo creado le costó al pueblo salvadoreño más de 40,000 dólares y esto en una empresa maquilera que básicamente funciona en grandes galeras rentadas con máquinas de coser y cortar y que pagan salarios de hambre. Sin duda aquí las cosas están confusas y deben investigarse.

 

Por su parte, en una entrevista publicada también por El Faro, Edwin Zamora argumenta no haber sido beneficiado con el FECEPE, sin embargo, se desmiente cuando el  entrevistador le dice “El convenio obligaba a Duraflex a mantener ciertas cuotas de empleos, que eran de 500 empleos por 49 meses, y esos empleos tenían que crearse en Duraflex.
Eso sí (responde Zamora). Para que Confecciones La Libertad declarara a la hora de pedir los  fondos… Correcto (responde Zamora).

Con esas respuestas  Zamora admitió haber obtenido beneficio del FECEPE, ya que las empresas recibirían el subsidio si creaban empleos, aunque dichas empresas se beneficiaron sin haber cumplido el trato.

 

¿Y los 10,000 empleos que dice Zamora que ha generado?, veamos qué dice textualmente en la entrevista de El Faro:

 

¨Lo que yo veía es que al poner a Duraflex como el corazón textil de Hanes en Centroamérica, eso permitía que se hicieran plantas de costura aquí en El Salvador, que sí son intensas en mano de obra y que sí iban a generar empleo para la gente. En Duraflex, no recuerdo ahorita los números, pero se generaron como mil empleos, 800, 700, no recuerdo el detalle. Pero lo poderoso es que por cada uno en textiles se generan como 20 en confección. Cuando la vendimos a Hanes, Duraflex empleaba cerca de 1,500 personas, y ahora creo que anda por los 2,000 personas. Ha generado muchos puestos de trabajo en El Salvador.¨

 

El párrafo anterior muestra, que Zamora miente descaradamente, así como se contradice que no tuvo nada que ver con los más de 12 millones de dólares que la empresa que él manejaba y que da indicios de corrupción, esto es así en la medida que el Fiscal ya encontró causa para abrirle proceso a Ana Vilma de Escobar por el manejo de estos fondos.

 

A partir del contenido de los párrafos anteriores  podemos sacar cinco conclusiones que caracterizan a Edwin Zamora:

  1. Zamora miente, al decir que no tuvo nada que ver con los más de 12,000 millones de recibió la empresa en la cual él tenía intereses, esperamos como ya dijimos que se le abra una investigación en la Fiscalía General de la República, porque pueden haber indicios de corrupción de parte de Edwin Zamora.
  2. Zamora vuelve a mentir, cuando su campaña está centrada en que él ha generado 10,000 empleos y resulta que su empresa se gastó más de 12 millones de dólares para generar trescientos empleos, esto según la auditoría del Banco Central de Reserva de El Salvador.
  3. Zamora es un explotador de las mujeres como maquilador de profesión, esto es así, las maquilas en nuestro país son explotadoras de nuestra fuerza laboral y mayoritariamente de mujeres, que además la gran mayoría son madres solteras.
  4. Zamora tiene indicios de vicios de corrupción, como la inmensa mayoría de los políticos areneros, o sea, es del club del partido ARENA que recibió $10,000,000 millones de dólares, de manera corrupta de parte del expresidente Flores, se los gastaron quien sabe cómo.

“La Fiscalía ha determinado que en una cuenta bancaria del CEP se depositaron entre 2003 y 2004 cuatro cheques por 10 millones de dólares, que Taiwán libró a nombre del expresidente Francisco Flores Pérez en esos dos años. Sin embargo, el CEP declaró a la Dirección de Asociaciones y Fundaciones sin fines de lucro del Ministerio de Gobernación que en ese período solo recibió 398 mil dólares de donaciones para funcionamiento y ejecución de proyectos”, señala una noticia de El Faro del 15 de febrero de 2015. Estos diez millones no declarados, sirvieron para financiar la campaña de Elías Antonio  Saca, 156 cheques a nombre de diferentes areneros, además, el expresidente Saca recibió $100,000 un mes después de haber sido investido como presidente. Es realmente sínica la declaración de Velado que ahora quiere desvincular al partido ARENA.

 

  1. Zamora fracasó como empresario, desde el momento que tuvo que vender su empresa y ahora busca vivir de político, mintiendo sobre sus grandes hazañas inexistentes, de gran empresario generador de empleos, cuando además de no hacerlo, siendo empresario peleó porque la jornada laboral de las maquilas se incrementara a 12 horas, es decir, un verdadero capitalista explotador.

 

Cada persona que vote por Edwin Zamora, el político de la mentira,  el  próximo primero de Marzo del 2015, estará votando por un personaje mentiroso, lo cual se demuestra a partir de sus hechos, además, quien vote por él pone en peligro la administración de más de 270 millones de dólares, en los tres próximos años, con un alto riesgo de que siga la corrupción que ha acompañado a ARENA desde su nacimiento.

 

La bandera de ARENA representa la corrupción y la explotación del pueblo salvadoreño.

 

 


 

[1] Ver documento de auditoría en: http://www.elfaro.net/attachment/769/Auditor%C3%ADa%20del%20BCR.pdf?g_download=1

Un comentario

  1. veo una publicasion en que dise un economista que el senor edwind zamora hizo acto de corrupsion en la compnia de la cual fue dueno tubo acto de corrupcion. lo que veo es no tener verguensa y decir en el debate que era empresario y habia creado empleos cuando eran puras mentiras pues aun asi todavia dice que esta cirviendole al pueblo capitalino .Loque pienso es que ciendo un profecional miente al pueblo salvadoreno diciendo muchas mentiras como lo son todos los de arena Son ellos los que deven millones de dollares no al gobierno sino alpueblo salvadoreno