El problema de la deuda en El Salvador (Parte II)

Japón e Inglaterra  tienen problemas grandes de deuda, guardando las proporciones de las economías, pero la gravedad de su problema es manejable por tener moneda propia.

Japón e Inglaterra también  tienen grandes  deudas, guardando las proporciones de las economías, pero la gravedad de su problema es manejable por tener moneda propia, contrario a El Salvador que fue despojado de su moneda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

B. Deuda Privada Externa

Son tres los principales agentes económicos del sector privado, que contratan deuda externa y que han utilizado este mecanismo para financiar sus empresas, para expatriar capitales que consideramos la causa mayor  y también los bancos se endeudan en el exterior para especular, contrayendo préstamos a tasas bajas en el mercado internacional y colocándolos a tasas onerosas en el país. Esta práctica sin duda se les ha facilitado y podremos decir que era uno de los objetivos con la dolarización y la correspondiente apertura de la cuenta de capitales.

La trayectoria de endeudamiento de los bancos puede llevarnos a dos conclusiones, por una parte el financiamiento externo pareciera estar relacionado con operaciones financieras de especulación, en el  período del 2003 al 2005 antes de la venta de estos a la banca internacional, y pareciera que después del 2007 donde se consolida este proceso aparece una tendencia de disminuir el financiamiento externo, esta conclusión no es totalmente clara, dado que a partir del año 2012 los Bancos retoman la ruta del endeudamiento externo, posiblemente por la disminución en la captación de depósitos locales. Consideramos que este endeudamiento es básicamente para especular, y esta conclusión la fundamentamos en el hecho que estos bancos a nivel nacional tienen una alta liquidez, que lógicamente no requerían de recursos externos si no fuera para especular, en el sentido que les sale más barato traer recurso del exterior que enfrentar los costos internos de la administración de depósitos, o es que la liquidez que dicen tener no la tienen, podría estar invertida en instrumentos financieros de los cuales no se reportan los ingresos localmente para no pagar impuesto sobre la renta, lo cual debería ser analizado por la SSF; porque está fuera de toda lógica financiera que teniendo alta liquidez contraigan deuda, hechos que evidenció el Fondo Monetario en su última visita, pero que no comentó, por el contrario señaló como algo positivo la alta liquidez de la banca, lo cual no compartimos porque la alta liquidez de la banca, si así fuere, se traduce en presiones a las tasas de interés, tanto de los préstamos como de los depósitos.

Veamos el Gráfico No.2, la banca en el país mantiene una liquidez en relación a las reservas de liquidez que le requiere el Banco Central, que oscila entre 92% y el 88%, entre los años 2009 y 2013, cuando la obligación es que mantengan el 25% de la reserva de liquidez en efectivo. En el 2013 los Bancos deberían haber tenido reservas de liquidez en efectivo, equivalentes al 25% de las reservas de liquidez totales del sistema  bancario que eran de $2,477 millones, o sea deberían haber tenido, $619.25 millones líquidos para esta reserva, no obstante según el Gráfico No.2, registraron una liquidez en efectivo de $2,183 millones o sea un exceso de liquidez en efectivo de $1,564  millones, a la par su deuda externa era de $1,447 millones, la cual se incrementó significativamente en relación al año 2012, donde igual presentó virtualmente los mismos niveles de exceso de liquidez. Parece ser por lo tanto que esta carga financiera para la economía nacional no es sana en el sentido que no está relacionada con la búsqueda de crecimiento de la economía del país, sino con  una actitud rentista de los bancos internacionales que manejan la banca en el territorio nacional.

Cuadro 5 deuda privada externa

Gráfico 2

La deuda externa de otros sectores que es deuda de las empresas para nosotros básicamente  se debe a un mecanismo de fuga de capitales y posiblemente en algunos casos a financiamiento de proyectos, dado el alto costo del dinero en el mercado nacional, aunque se conoce que cuando se trata de créditos corporativos, que son normalmente las empresas que pueden obtener créditos en el exterior, este crédito corporativo es financieramente mucho más bajo al que normalmente obtiene una empresa o una persona en la banca local. Este incremento de la deuda de las empresas es resultado igualmente de lo que llaman, la  Banca de Portafolio, que compite con la banca nacional y que no paga impuestos en El Salvador, pues los que según la Autoridad Tributaria deberían pagar, los trasladan a las empresas locales.

La deuda externa entre empresas,  es un endeudamiento de las filiales en el país con sus matrices, lo que les permite hacer más utilidades por que se auto cobran intereses y se venden a los precios que les sean más rentables, en pocas palabras es un mecanismo claro de expatriación de capitales, al tercer trimestre del 2014 esta deuda llegó a más de 828 millones de dólares.

En total estos tres agentes económicos tenían una deuda externa a septiembre del 2014, de  6,494 millones de dólares, la cual representó el 26% del PIB.

C. La deuda país.

 Este análisis en primer lugar es necesario, porque el país por estar dolarizado toda deuda al final requiere dólares, moneda que no tenemos y cada vez que requerimos de ella tenemos que traerla de afuera o sea en el país toda deuda es externa, que debe pagarse con los flujos de recursos del exterior, generados por las exportaciones, por las remesas, donaciones del exterior o por más endeudamiento. Por otra parte, la medición de esta deuda es importante para dimensionar hasta dónde la economía nacional funciona a partir de deuda o de sus propios recursos y así medir su capacidad de pago o la posibilidad de una insolvencia o default. Imaginémonos que  se da un corrida de capitales de los bancos, que el Gobierno no logra conseguir todos los recursos que requiere adicionales a sus ingresos tributarios; por otro lado, las empresas privadas deben pagar la deuda de corto plazo y ya no les dan financiamiento en el exterior (no les van a refinanciar), eso significaría tener que pagar  al exterior un servicio de la deuda de $3,692 millones de dólares, incluyendo el servicio de la deuda del Estado, esto para el año 2014, este requerimiento es mayor a las reservas internacionales que maneja el Banco Central con el agravante que las reservas de liquidez de los bancos representan el 93% de esas reservas internacionales, es decir, si el BCR como última instancia ante el sistema financiero nacional utiliza las reserva, quiebra al Sistema Financiero Nacional, quiebra la economía y el default se hace inminente. (Ver cuadro N°6).

Cuadro 6  Niveles de Reservas Internacionales Netas y Reservas de Liquidez 2001-2014

Cuál era la situación de la deuda país en el año 2013 (Ver cuadro N°7), si sumamos la deuda pública total y la deuda privada externa encontramos una deuda país que totalizaba  $21,219 millones de dólares, equivalente este monto al 91% del Ingreso Nacional Bruto. Pero si a esta deuda se le suma la deuda previsional a valor presente que era de 24,028 millones de dólares, la deuda país se incrementa a $45,247 millones de dólares, equivalente al 194% del Ingreso Nacional, lo cual demuestra la gravedad de la situación del endeudamiento del país. Este es un nivel de endeudamiento que no tiene únicamente el problema que ya es insostenible, sino que además la forma como se está administrando esta deuda es en la lógica de seguir alimentando esta trampa de la deuda. Esta situación es peor que la situación de Grecia, sólo Japón tiene un índice de endeudamiento mayor que nuestro país, pero en el marco de otra realidad económica. Nosotros tenemos esta deuda en una moneda que no es nuestra y Japón la tiene en yen o sea su propia moneda, y eso hace diferente la dimensión del problema financiero. Es claro que el país presenta igual una tendencia al encarecimiento de la adquisición de nuevos préstamos, lo cual demuestra ya una alarma de tope del endeudamiento. La realidad es que no tenemos capacidad financiera para enfrentar los niveles de endeudamiento del país, estamos técnicamente en default, aunque funcionalmente por decisiones del sistema financiero mundial nos siguen prestando calculando que prefieren mantener la economía a flote, que llevarla a situación de insolvencia y eso les vaya a contaminar el problema de la deuda del resto de países de la región. Posiblemente no estén de acuerdo con nuestro análisis, pero esa es la realidad, la actitud de las autoridades nacionales y de los mercados financieros internacionales, no nos parece coherente con la situación de insolvencia, pero parece ser que se juega al filo de la navaja y la especulación más que a una racionalidad financiera.

Una última consideración nuestra economía, al igual que todas las economías capitalistas están en el marco de una situación de endeudamiento insostenible e impagable; esto es resultado, de que ante la crisis que presenta el sistema de sobre acumulación de capital fundamentalmente en el capital financiero que es la fuente principal de rentabilidad del capital global de las economías, en el marco de la crisis actual, así para apalancar el sistema se ha profundizado el endeudamiento no sólo del Estado sino igual de las empresas privadas y los hogares, esto lo podemos ver reflejado en el Cuadro No.7, para nuestro país, si a la deuda pública total le sumamos la deuda externa del sector privado y la deuda de los hogares y las empresas con la banca a nivel local, resulta que la economía salvadoreña ha llegado a un nivel de endeudamiento equivalente a los 54,872 millones de dólares, que equivalieron en el año 2013 al 236% del Ingreso Nacional Bruto. Esa carga de endeudamiento nos expresa sencillamente que vivimos del crédito, con el agravante que el país no genera recursos externos netos por lo que la trampas de la deuda no es un tema sólo de las finanzas públicas, sino que de toda la economía en su conjunto, quedando claro de nuevo otros elementos que nos explican la razón del lento crecimiento y la imposibilidad hasta ahora de poder tener un crecimiento económico que nos saque de la crisis de pobreza de masivo desempleo y de la falta de desarrollo de nuestra fuerzas productivas.

Cuadro 7 La deuda país en El Salvador 2007-2013

Para cerrar, por ahora el problema de la deuda del Estado y la deuda país, queremos explicitar otros síntomas detonantes de la gravedad de esta situación en El Salvador, para esto analizamos muy brevemente el Cuadro No.8. En este cuadro relacionamos las fuentes ahorro externo que no generan deuda con el país, exportaciones y remesas. Veamos en primer lugar la Deuda Externa del Estado, esta deuda equivalió en el año 2014 a las 384 veces lo generado por las exportaciones, o sea debemos casi 4 veces las exportaciones futuras del país. Si le sumamos las exportaciones a las remesas esta relación es de 188%. Este análisis es insuficiente debido a que la deuda privada externa se pagará igual con las divisas que genera el país directa e indirectamente, es decir, con las exportaciones y las remesas que envía la fuerza de trabajo que reside en el exterior, pero la inmensa mayoría de ella se formó en el país. Así la relación deuda pública más la externa privada, en el 2014 equivalía al 552% de las exportaciones de ese año, así el país tiene hipotecadas las exportaciones de los próximos 5.5 años. Al agregarle las remesas esta relación es de 269%. Creemos difícil que cualquier economista que subestime esto, está dejando de ser serio en su análisis sobre la gravedad de este problema, que deja sentada la trampa de la deuda que venimos analizando.

Cuadro 8 El problema de la deuda en El Salvador