Dada: “Hay que hacer una reflexión seria de la realidad de la economía salvadoreña tal cual es y no tal cual me la invento”

Dr. Dada

El actual  modelo económico del país está agotado y será difícil tener una tasa de crecimiento sostenida si no hay cambios estructurales en la economía de El Salvador, afirma el Dr. Héctor Dada Hirezi, en una breve entrevista que a continuación se presenta.

¿Qué opina sobre el crecimiento de la economía salvadoreña?

La expectativa de crecimiento que señalan los organismos financieros  internacionales es alrededor de 2.0, es decir, que la  economía de El Salvador tiene un problema estructural  para crecer. Puede disparar un año hacia arriba pero la tendencia es tener un bajo crecimiento si no se atacan los problemas estructurales, es decir, los problemas  de modelo que tiene la economía, que ha demostrado que las apuestas que se hicieron para dinamizar el modelo desde 1989 no han funcionado, el modelo está agotado y va a ser difícil tener una tasa más alta sostenida si no hay cambios estructurales en la economía salvadoreña.

¿Qué factores han contribuido al lento crecimiento de nuestra economía?

El modelo neoliberal en algunos países provocó de entrada  una dinámica de crecimiento importante,  pero aquí en El Salvador no lo hizo. Las altas tasas de crecimientos que tuvimos en 1991  y 1996 se debieron básicamente a la satisfacción de la demanda  deprimida por la guerra, y  a la inversión que se hizo para la reconstrucción  a partir de donativos externos. Contrario al modelo neoliberal no fue a partir de la oferta ni el mercado, sino, básicamente a partir de la demanda y la intervención del estado. Inmediatamente que satisficieron esas condiciones, el lento crecimiento ha sido una norma en el país  las apuestas del modelo eran que íbamos a ser un país altamente exportador y tenemos  el doble de importaciones que exportaciones. Después se suponía que íbamos a ser una zona franca que íbamos a absorber  a todos los trabajadores del campo, tampoco eso se dinamizó lo suficiente para dar una tasa de crecimiento elevada de la economía.

Saca se dedicó a paliar los efectos negativos del modelo, la generación  de una altísima desigualdad (como en todas partes), porque  además es un supuesto del modelo neoliberal la generación de desigualdad. Y tampoco, debo decirlo con claridad, ni el gobierno de Funes, al que yo pertenecí, ni este gobierno de Sánchez Cerén parece tener propuestas claras de cómo atacar los elementos estructurales que nos generan el bajo crecimiento.

¿Qué medidas de política económica debe implementar el país para salir de la pobreza y lento crecimiento?

La primera medida  que hay que tomar en este país es asumir la realidad nacional, es bastante frecuente en la totalidad de análisis que se hacen en este país (aunque hay excepciones muy notables), que hablan de una realidad que no es la del país. Por ejemplo, usted no se puede hacer un análisis de realidad económica sin darse cuenta que el país no tiene una política monetaria de ninguna clase y prácticamente no tiene una política comercial  por la apertura exagerada y unilateral en la que se condujo la economía. No se pueden aplicar recetas  que se aplican en otros países. Además, somos una economía pequeña sin muchos recursos naturales.

La primera cosa es reflexionar sobre la economía real  del país, implicaría saber qué hacer con la dolarización, no es fácil desprenderse de ésta pero debemos preguntarnos  ¿Podemos vivir con la dolarización? ¿Qué requisitos hay para que una economía pequeña dolarizada como ésta  crezca sin tener política monetaria? Lo que implica también un problema grave, que no parece haber capacidad política para usar la política fiscal como un instrumento de desarrollo. Usted ve la negativa del sector privado para pagar impuestos, la falta de poder político para dar reformas  más allá de alguna parte que se han puesto para resolver problemas de caja, pero no hay visión de una política fiscal estructural ligada a una política de desarrollo, no lo hemos tenido ni en el gobierno de Funes ni parece estar planteada en este gobierno. Si no revisamos la política fiscal  tanto en la estructura de ingresos como gastos  y la cuantía de ingresos y gastos no vamos a poder usar el único instrumento de política económica que tiene el Estado.

Segundo, no podemos desentendernos de la necesidad de generar ocupación, a través del empleo y  la auto ocupación. Está demostrado históricamente  que en este país la gran empresa no genera los empleos que necesitamos, necesitamos generar cerca de 100,000 empleos al año. Debemos preocuparnos mucho de hacer producir o al menos generar ocupación digna en el sector de la pequeña empresa y cooperativas agrarias. Además, entre más actividad económica haya y más se formalice, aumenta la capacidad de percepción del estado para prestar mejores servicios a la gente. Los beneficiarios debe ser la gente que más lo necesita.

Hay muchas cosas que hacer,  pero la primera es hacer una reflexión seria de la realidad estructural de la economía salvadoreña  tal cual es y no tal cual me la invento.

Por otra parte, el Dr. Dada hizo referencia al papel que deben jugar los economistas salvadoreños: “Un problema central del país es  que la mayoría de los profesionales de la economía, sociología le han dado un sentido técnico a las  ciencias sociales casi de ciencias duras, como dice Thomas Piketty no es a  partir de mólelo matemáticos sumamente elaborados  que vamos a responder  el fondo de la cuestión de  los problemas hay que volver a hacer economía política, ciencia social y no confundir las ciencias sociales con las ciencias puras. Creo que hay un déficit intelectual no solo en el país sino en el mundo, pero principalmente en el país,  nos dejamos vencer por una supuesta técnica que no tiene fundamentación teórica, nos dejamos asombrar por los números sin explicar qué significan éstos, de dónde vienen y qué representan; hay que hacer economía política de nuevo para responder a los problemas fundamentales”.