Arias: “Hay que universalizar las pensiones”

pensiones Arias

Desde que se privatizó el sistema de pensiones en El Salvador, en 1998,  se generó un buen negocio para las AFP y un mal negocio para el Estado; las pensiones pasaron a ser un privilegio para pocos y no un derecho para todos como lo establece la Constitución de la República de El Salvador.

En el marco del próximo foro denominado “Pensiones para Todos”, a continuación le presentamos una breve entrevista sobre la temática realizada al Presidente de la Asociación para el Desarrollo Económico y Social de El Salvador (ADESES), Salvador Arias.

¿Qué desventajas tiene el actual sistema de pensiones?

El tema de las pensiones es un tema que normalmente se ha enfocado desde dos puntos de vista, por un lado como un negocio financiero, y otro con un enfoque histórico como un derecho social. Sin embargo, actualmente en la crisis financiera que tiene el Estado hay una tercera tendencia de ver las pensiones  como un problema fiscal.

El primero verlo como mercancía, que lo tienen las empresas privadas, las AFP, se rompió con un principio fundamental de solidaridad y se convirtió en un enfoque que quien puede ahorrar tiene posibilidad de pensiones, y el que no, no tiene. En este país las posibilidades de pensionarse queda reducido a un bajo número,  hay alrededor de 160.000 personas pensionadas, cuando las personas en edad de pensionarse son más de 500, 000. Acá hay un vacío porque según el gobierno hay más de dos millones en edad de trabajar y solo cotizan 600, 000 personas, o sea, que más del 80% no tienen una posibilidad de pensionarse aunque esté en edad de trabajar. En este marco las pensiones son un privilegio en el diseño privatizado.

En el enfoque de verlo como un problema fiscal, para corregir el problema financiero, se termina haciendo que el pensionado que ya está mal  pague el costo de resolver el problema fiscal de las pensiones, porque lo que busca es subir los años de jubilación, por tanto, es negativo, porque la situación no funciona por el diseño privado y se lo cargan a los trabajadores, con el agravante que en este mecanismo de pensiones las AFP son las que ganan, hasta ahora suman más de $400 millones de utilidades que éstas tienen,  obtienen ganancias del 100% de su patrimonio cada año. Este enfoque tampoco resuelve el problema porque no introduce el tema de solidaridad y le quita la responsabilidad al Estado que por Constitución la tiene que es corresponsable con el problema de las pensiones. En las pensiones hay tres responsables el trabajador que pone la mayor parte, el empresario que debería poner un poco más para las pensiones y el Estado que es el que ahora está ausente teóricamente porque el Estado tiene una gran carga fiscal de gasto de forma que le ha generado un endeudamiento perverso que ya no puede sostener. Quiere decir que el sistema no funciona y no tendrá solución si sólo le aplica una visión financiera que es lo que buscan los que tienen grandes salarios. Los sistemas de pensiones deben basarse en el principio de solidaridad, quitar concepto privado, e introducir responsabilidad del Estado, y así crear un fondo de pensiones con aportes de los trabajadores, empresa y el Estado.

Quiere decir que en  el contexto actual, ¿no hay posibilidad de que las pensiones sean para todos?

No, porque estamos en un sistema privatizado. Cuando una cosa se privatiza el mercado indica quien tiene acceso a que, para este caso, los que tienen acceso son los que pueden ahorrar y en El Salvador la inmensa mayoría no pueden hacerlo. Es más, muchos cotizantes del fondo de pensiones que ahorran hoy tienen un sacrificio en su nivel de vida actual con el agravante que cuando se jubilen van a vivir peor porque las pensiones son muy bajas. Por eso muchas personas no quieren jubilarse.

Queda claro que urge una reforma, en los últimos meses se han escuchado sobre algunas propuestas al sistema de pensiones ¿cómo las ve?

Las propuestas que tienen los neoliberales es rentabilizar los fondos de pensiones, es decir,  que ganen más tasas de interés las inversiones en los fondos de pensiones,  que eso significaría un bumerán para el estado todavía peor  porque el 80% de la deuda, o sea,  los fondos de pensiones están invertidos en valores del Estado, entonces el Estado  tendría que subir la tasas de interés y eso sería peor porque no puede hacer efectivo el 80%, es una solución absurda que solo estaría beneficiando al 5% de personas que en verdad tienen una pensión digna.

Adeses tiene una propuesta para el sistema de pensiones ¿en qué se centra ésta?

La propuesta de Adeses es diferente a la visión  financiera y fiscal.  Hacemos un planteamiento que reincorpora los principios de solidaridad y que responde al mandato de la Constitución que las pensiones son un derecho de todos los salvadoreños, por eso consideramos que deben ser para todos, claro las pensiones no pueden ser iguales para todos porque no se pueden cambiar las estructuras injustas de un rato para otro, pero la tendencia debería de dar un nivel básico de vida al jubilado que no esté en situación de pobreza, que se retire de la vida laboral de manera digna. Para esto hay que trabajar en las forma de financiar no se hace haciendo que el trabajador cotice más porque ya cotiza debe cotizar en proporción de su salario y no hacerlo de manera negativa debe ser de forma regresiva. También que la empresa participe con un porcentaje mayor y que se relacione con las utilidades que obtiene porque éstas vienen del trabajo de las personas, son ideas que hay que afinar.

Además para poder dar fortaleza a este sistema hay que traer otras fuentes de financiamiento y para eso hay que abrir el sistema, significa que los empresarios por cuenta propia que básicamente son empresas familiares que coticen para las pensiones, igual al seguro social y tener acceso a la posibilidad de jubilación.

Por otro lado, hay otras personas que no tienen negocios por cuenta propia como los campesinos pero todos pagan IVA e intereses, todos deberían de tener la posibilidad de tener algún tipo de pensión y eso es la universalización porque los intereses son universalizados, pero no tienen derecho a pensión y esa es la revisión que proponemos.

Financieramente, hemos evaluado, actualmente el sistema tiene más de 8 mil millones de dólares y de tener esa cantidad hemos evaluado que el monto de las cotizaciones actuales alcanza para pagar las pensiones del Estado y las del sector privado. Quiere decir que hay un monto de cotización suficiente para enfrentar el monto mensual de las pensiones actuales, claro eso crecerá. Primero hay un colchón de 9 mil millones de dólares para sostener las pensiones, el Estado debe tomar las medidas adicionales, poner al sector por cuenta propia a cotizar, abrir las pensiones a los salvadoreños en el exterior,  al traer más gente a cotizar se aumentará el flujo de cotizaciones.

Asimismo, que una parte del IVA se dedique a las pensiones, de la renta que pagan todos los asalariados también el estado debe aportar al sistema de pensiones. Estas medidas darían oxígeno al fondo de pensiones.

Importante es señalar que se debe desprivatizar el fondo de pensiones, éste tiene que pasar a un asocio publico privado que sea propiedad de los trabajadores (pensionados) y del Estado porque ellos son los que están financiando, porque  el empresario paga a partir de las utilidades que le está generando el trabajador, por lo tanto, la empresa no tiene por qué participar en la administración de las pensiones. Ese fondo debe separarse totalmente de las finanzas públicas, y si el gobierno quiere usar esos fondos debe hacerlo sólo en proyectos rentables.

¿Cuándo se dará a conocer la propuesta de ADESES?

El próximo 24 de junio, en el hotel Sheraton Presidente. Necesitamos hacer un debate abierto sobre las pensiones porque hasta ahora no se ha hecho, es muy limitado, en el país  los que  hablan de las pensiones son los grandes capitalistas, la ANEP, los neoliberales y el Estado. No obstante, la propuesta de reforma al sistema de pensiones debería salir de un análisis entre el Ministerio de Hacienda y el BCR porque es un tema de carácter financiero, debe ser un análisis financiero   coherente y despegarse de la visiones del FMI (de carácter neoliberal), ahora, si la derecha quiere opinar que opine, Fusades, el FMI también que lo haga pero que no sea parte de la decisión del Estado, porque el Estado debe de asumir su responsabilidad que el diseño que haga responda a lo que establece la Constitución que las pensiones son un derecho social de toda la población, y que se dé garantía a una pensión digna.

En este foro vamos a discutir la propuesta de ADESES para que se conozca más. Y se abra el debate. Pueden participar representantes de los diferentes sindicatos, campesinos, trabajadores por cuenta propia, todos los representantes de la clase trabajadora y  profesionales, todos los involucrados en este tema. Para participar no hay un costo sólo deben inscribirse en www.foropensiones.com.

 

Vea esta entrevista: